Unos novios orgullosos de su boda en Olivar de Santa Teresa

“Cuando pensamos en el lugar para el banquete lo teníamos muy claro, queríamos el Olivar de Santa Teresa”

“Lo conocimos en la boda de una amiga y nos encantó.”

“queríamos un evento tradicional con toques especiales que lo hicieran único. Y en el Olivar de Santa Teresa siempre estaban dispuestos a escuchar nuestras ideas y ayudarnos a cumplirlas.”

 
 
Que una persona que se dedica a la organización de eventos escriba cosas como estas sobre nosotros en un reportaje de bodas.net nos hace especial ilusión. Pero lo que realmente nos motiva a seguir dando lo mejor en cada celebración es el saber que somos el escenario de uno de los mejores momentos en la vida de una pareja. Y que siempre estaremos unidos a sus recuerdos y a su historia.

 

La posibilidad de una isla

Estamos muy contentos porque Olivar de Santa Teresa ha sido incluido en el precioso artículo La posibilidad de una isla de la revista de bodas de El Corte Inglés: BodaMás.

Casarse y celebrar la boda en un espacio único y aislado de todo, donde solo importan los novios, sus invitados y la naturaleza. La perfección. 

La posibilidad de una isla es una de las mejores novelas de Michelle Houellebecq, el Honoré de Balzac de nuestro tiempo. Aunque la esencia de sus páginas es bastante ácida, el título es uno de los más evocadores de nuestro tiempo. Con solo pronunciar esas palabras -inténtelo ahora, despacio: “la posibilidad de una isla”-, la imaginación echa a volar. La posibilidad de una isla puede ser lo que el que lo pronuncia quiera; un espacio privado, íntimo y personal. Y si se relaciona esa posibilidad de una isla con un momento tan importante como una boda, el resultado puede ser increíble

Un lugar en el que casarse que sea eso, una isla. No literalmente una porción de tierra rodeada de agua por todas partes, sino un lugar emocional que funcione así; un lugar en el que se tiene todo lo necesario, al que llega quien se quiera que llegue, y donde todo está rodeado de un halo casi mágico. Las fincas son las posibilidades de esas islas. Espacios perfectos para celebrar enlaces en los que las cosas transcurren en unas coordenadas espacio-tiempo diferentes.

Leer artículo completo